• Lun. Mar 4th, 2024

Desvistiendo Las Noticias

CONTACTO: (809) 661-5205

Madre, hija y novios hispanos traficaban adolescentes mexicanas, incluyendo su sobrina, en Nueva York

Pordesvistiendolasnoticias

Oct 21, 2023
DLN-.NUEVA YOR-.Una familia hispana residente en Queens (NYC) fue declarada culpable en Brooklyn de dirigir una operación de prostitución de menores de edad que duró años y de sobornar a un policía con servicios sexuales gratuitos para que se hiciera la vista gorda mientras traficaban con sus víctimas adolescentes.

Luz Elvira Cardona (35), su madre Blanca Hernández (53) y sus respectivas parejas José Facundo Zárate Morales (34) y Roberto César Cid Domínguez (60) fueron condenados ayer después de un juicio de cuatro semanas en el Tribunal Federal de Brooklyn.

Un jurado los declaró culpables de transporte de menores, tráfico sexual, extorsión, soborno, conspiración y otros cargos. Cid Domínguez enfrenta hasta 40 años tras las rejas, mientras que los otros tres enfrentan cadena perpetua.

La familia traficaba con varias jóvenes a través de Nueva York y Connecticut y sobornaba a Wayne Peiffer, un policía de Brewster, para que les diera un paso seguro a través de esa pequeña aldea del condado Putnam (NY). A cambio, se le dio libre acceso a las prostitutas, a las que llevaba a la comisaría para tener relaciones sexuales. Fue cómplice de la red sexual durante ocho años antes de que los federales la desmantelaran en 2021.

Cardona y sus familiares fueron tan insensibles que convirtieron a su propia sobrina en víctima: una quinceañera que quiso venir desde México a Estados Unidos en 2007 para conseguir un trabajo como limpiadora y comenzar una vida mejor. Pero Cardona y su pareja vendieron su virginidad y luego la alquilaban con hasta 20 o más hombres por día, dijeron los fiscales.

“Se ganaban la vida transportando mujeres y niñas a lo largo de rutas de prostitución establecidas y trayendo a niñas como (la adolescente) desde México a Estados Unidos, donde las obligaban a trabajar en la prostitución”, dijo la fiscal federal adjunta Gillian Kassner durante su discurso de apertura, citó Daily News.

“(La adolescente) no supo nada de estas cosas hasta que llegó y se mudó a una casa en Queens donde vivía con todos los acusados. Sólo entonces se enteró de lo que su tía Luz había planeado todo el tiempo”, agregó la fiscal.

“El veredicto de hoy es un hito en el desmantelamiento de una organización de tráfico sexual que explotaba a mujeres jóvenes y menores, es justicia para las víctimas vulnerables que sufrieron tanto dolor y sufrimiento, y es un ajuste de cuentas para los perpetradores que pronto conocerán las consecuencias por sus deplorables crímenes”, comentó ayer el fiscal federal Breon Peace.

El policía Peiffer, quien se declaró culpable en abril de 2022, se hacía la vista gorda durante sus turnos de fin de semana, advertía a los traficantes sobre las medidas enérgicas pendientes contra los conductores y ayudó a los conspiradores a obtener información sobre un arresto de 2018, según documentos judiciales. Aún espera sentencia y podría enfrentar hasta tres años tras las rejas según las pautas federales, tras admitir sus crímenes.

En un caso similar, esta semana Douglas Welsh fue acusado formalmente en el Tribunal Federal de Brooklyn de conspiración para tráfico sexual, promoción de la prostitución y violencia brutal contra sus víctimas.

(La adolescente) no supo nada hasta que llegó (de México) y se mudó a una casa en Queens. Sólo entonces se enteró de lo que su tía había planeado todo el tiempo”

 La semana pasada un hispano fue hallado culpable de persuadir, inducir y atraer a trabajadoras sexuales de otros estados para que viajaran a Nueva Jersey y se dedicaran a la prostitución. Pero cuando las mujeres pedían un pago, él se volvía agresivo, a menudo agrediéndolas y violándolas.

En abril de este año tres proxenetas y tres empleados de un hotel en El Bronx (NYC) fueron acusados como sospechosos de dirigir una red de prostitución de menores que incluyó obligar a una adolescente de 16 años a tener 100 “citas” en un año, alegaron los fiscales.

En febrero un miembro de la pandilla Crips fue acusado de promover la prostitución de mujeres, incluida una niña de 14 años, a las que obligada a vivir desnudas en una casa en Staten Island (NYC) y atenderlo como sus sirvientes, según una acusación federal.

En enero Lawrence Winslow y Alan Velvett fueron sentenciados a 10 años de prisión tras declararse culpables por violación y tráfico sexual de tres menores en Queens. Las niñas tenían 13, 14 y 15 años en ese momento.

En otro caso similar, en diciembre se anunció que dos hombres de Nueva Jersey se enfrentaban a largas sentencias acusados de producir pornografía infantil y tráfico sexual de menores.

En el otoño de 2022 el propietario de un motel en Long Island (NY), su esposa, su hijo y un empleado fueron detenidos y acusados de permitir el tráfico sexual en sus instalaciones.

Previamente en junio una pareja hispana fue procesada en Manhattan (NYC) como sospechosos de usar la violencia para obligar a las mujeres a prostituirse y vender contenido sexual en OnlyFans.

En febrero de 2022 Birmania “Nancy” Rincón, una ex residente de Teaneck (NJ) que había huido a Colombia, fue arrestada al regresar al país como sospechosa de dirigir una red de prostitución en Nueva York y Nueva Jersey con mujeres latinas. Ese mismo mes cinco integrantes de una familia mexicana que operaban una red familiar de tráfico sexual desde México a NY y otros estados fueron sentenciados a largas penas de prisión.

A fines de 2021 la fiscal Melinda Katz alertó que gran parte de la actividad de tráfico sexual ocurre cerca de los centros de transporte, incluyendo aeropuertos. Y señaló que los hoteles “dan una sensación de anonimato”. Reiteradamente se ha dicho que Queens es la capital de la prostitución disfrazada de masajes en EE.UU.

El Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC) alertó desde 2020 sobre un aumento en los casos de pornografía infantil durante la pandemia por el mayor tiempo de adultos y niños en línea.

Si usted es o conoce a una víctima de tráfico humano, comuníquese con la línea directa nacional 888-373-7888. También puede enviar un mensaje de texto con la palabra “HELP” al 233733 (BeFree). Si tiene una emergencia llame a 911 o acuda al departamento de policía local.

Gillian Kassner

Fiscal federal adjunta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *