Hasta el perro lo puede contagiar con leptospirosi

DLN-.Como tantos mensajes masivos en WhatsApp, también es erróneo el que asegura que hay una epidemia de leptospirosis en Rionegro, con información sobre varios casos letales.

Lo desmintió la Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia a través de su cuenta de Twitter. Esta, señala la doctora Margarita Arboleda Naranjo, coordinadora del Instituto Colombiano de Medicina Tropical de la Universidad CES en Apartadó, es una enfermedad zoonótica (cuya transmisión puede darse entre animales y humanos) que se intensifica principalmente en épocas de lluvias e inundaciones.

La leptospira fue observada por primera vez en 1907 en la lámina de una autopsia de tejido renal y ahora se sabe que la leptospira interrogans es la que afecta a los hombres y los animales, con más de 200 variedades.

Sus síntomas pueden parecerse a varias enfermedades, como influenza y dengue, por lo que será importante ir al médico y que este la diagnostique de manera oportuna, idealmente desde los primeros días para evitar complicaciones y salvar vidas.

¿Cómo se contagia?

Los seres humanos generalmente la adquieren por contacto directo con la orina de animales infectados o en forma indirecta con alimentos o aguas que tengan las bacterias. Está principalmente en los animales llamados reservorios porque tienen una alta cantidad de bacterias en la orina llamadas leptospiras: roedores, perros, el ganado vacuno o los cerdos.

Las ratas y los bovinos se han considerado como los reservorios más importantes, cita un estudio de 2004 publicado en la revista Emerging Infectious Disease.

Por ello, dice Arboleda, la higiene ayudará a deshacerse de ellas. “Es importante tener cuidado sobre cómo se conservan los alimentos o enlatados, y muchas veces no tenemos la precaución de hacer la debida higiene con los utensilios de cocina, superficies, gabinetes y en las latas de cerveza u otros alimentos para el consumo (ver informe). Acá en Apartadó, por ejemplo, los roedores circulan por todas partes, aunque no se vean”.

La doctora, que trabaja en esta región de Urabá, cuenta que un fenómeno como la inundación del río Apartadó, fácilmente habría contaminado muchas áreas del municipio a través del agua que permaneció estancada por varias horas.

Las puertas de entrada habituales en el hombre son la piel erosionada y las mucosas expuestas (conjuntival, nasal, orofaríngea o genital).

La leptospirosis puede ser una enfermedad profesional (campesinos, trabajadores de cloacas, matarifes), pero la mayoría de los pacientes se exponen de manera accidental durante actividades recreativas, como al nadar en agua contaminada o al poner su boca en contacto con latas de cerveza o gaseosas, y particularmente después de las inundaciones. Lo mejor será que tenga la costumbre de limpiar las antes de destaparlas

Share this:


Warning: Division by zero in /home/xiomara15/public_html/wp-includes/comment-template.php on line 1443

Leave comment