A 92 años de San Zenón, huracán que devastó Santo Domingo

DLN-.REDACCIÓN.- Transcurridos 92 años desde que el huracán San Zenón asoló Santo Domingo el 3 de septiembre de 1930, ningún otro fenómeno ha causado tanta devastación en la ciudad como ese ciclón, que se llevó unas 2,000 vidas humanas y sirvió de coartada a Rafael Leónidas Trujillo para afianzarse en el poder.
Tanto reconocimiento le procuró su actuación frente a la debacle meteorológica que el propio Parlamento dominicano aprobó un cambio de nombre para la capital dominicana, que en 1936 pasó a tener el apellido del dictador (1930-1961) y ser denominada Ciudad Trujillo durante más de dos décadas.
San Zenón fue un huracán «muy destructivo, era de una categoría muy alta, posiblemente la máxima» y su ojo pasó justo por encima de la capital dominicana, que por aquel entonces era una pequeña urbe de unos 70,000 habitantes.

«Gran parte de las edificaciones eran precarias, de madera, y se encontraban fuera del centro colonial de la ciudad amurallada», cuyos edificios de piedra resistieron mejor los vientos.

Sin embargo, la población salió a la calle tras la primera embestida del fenómeno, creyendo que el ciclón ya había pasado de largo cuando, en realidad, era su centro, en calma, lo que estaba sobre la ciudad. Las víctimas fueron quemadas y enterradas en una fosa común en la entonces conocida como plaza Colombina, hoy plaza Eugenio María de Hostos, por disposición de Trujillo, llegado al mando dos semanas antes de la tragedia.

MÁS DE 500 AÑOS DE REGISTRO DE HURACANES

Después de San Zenón no ha habido ningún huracán que haya generado este nivel de devastación, ni si quiera el ciclón David, en 1979, o el Georges, en 1998, porque el país «estaba más preparado» para afrontar este tipo de desastres y, en ambos casos, «el número de víctimas fue menor», aunque sus efectos también fueron terribles.

El primer fenómeno meteorológico documentado que afectó gravemente a la isla La Española (que comparten República Dominicana y Haití) está fechado en 1495, época en la que los conquistadores habían erigido La Isabela, primera ciudad española del nuevo mundo, que quedó totalmente destruida. El cronista italiano Pedro Mártir de Anglería (1457-1526) describió que «hubo inaudito torbellino de Levante, que levantaba hasta el cielo rápidos remolinos, que conmovía las raíces de los más grandes árboles y los volcaba (…) Y dicen que aquel año entró el mar tierra adentro más de lo acostumbrado, y que se levantó más de un codo».

Los huracanes más destructivos se vienen produciendo, precisamente, en el mes de septiembre, que acumula el 34 % de las tormentas de la temporada ciclónica (junio-noviembre), un 39 % de los huracanes y un 47 % de los huracanes poderosos desde que existen registros.

Mantener unos genitales sanos influye en el bienestar general de un hombre. Es más, algunas afecciones esconden enfermedades (por ejemplo, una disfunción eréctil puede ser el primer síntoma de enfermedad cardiovascular o de alteración metabólica), por lo que cuidar del pene para que esté en forma y saludable es más importante de lo que a veces se pueda pensar. Entre las afecciones más frecuentes atendidas por los especialistas en urología se encuentra la balanitis (inflamación del glande y del prepucio), que se produce por unos hábitos higiénicos deficientes y puede conllevar a que el paciente desarrolle fimosis. La infección por hongos o micosis en el glande, las infecciones de transmisión sexual como el Virus del Papiloma Humano (VPH) o la disfunción eréctil son también motivos de consulta habituales. El doctor Danilo Rodríguez, urólogo de la Clínica Corachan, subraya la importancia de estar atentos a los cambios de color, la decoloración o la aparición de manchas oscuras o pecas y, sobre todo, a las verrugas, ya que si estas últimas no se tratan van degenerando con el tiempo y terminan formando células cancerígenas. Sobre la disfunción eréctil, el urólogo advierte de que puede derivar en la enfermedad de Peyronie, que es muy frecuente entre pacientes de entre 50 y 60 años: “Un 20-30% de las consultas vienen por este problema en el que los pacientes sufren disfunción eréctil y entonces tratan de tener una penetración forzada con el pene con una erección que no es adecuada y se van creando microlesiones dentro del mismo”. Tabla de contenido Señales que pueden indicar una mala salud del pene Una higiene correcta, básica para un miembro saludable Preservativo en las relaciones y lubricante en la masturbación Vida sana y sexo continuo mantienen el pene en forma Nivel de testosterona ¿Los ejercicios de Kegel son beneficiosos para el pene? Señales que pueden indicar una mala salud del pene Muchas de estas afecciones del miembro viril pueden prevenirse siguiendo unas pautas de higiene y llevando un estilo de vida saludable, coinciden los especialistas consultados por CuídatePlus. ¿Cuándo sospechar que algo no va bien? Existen algunas señales que pueden indicar que la salud del pene se ha resentido. Ángel Luis Guillén, psicólogo, sexólogo y director del Centro de Psicología y Sexología Psicopartner enumera las principales: La falta de erección (completa o parcial) como una imposibilidad de tener o mantener la erección. Problemas en la eyaculación que incluye la eyaculación dolorosa, la eyaculación precoz, aneyaculación (imposibilidad de eyacular) o eyaculación retardada (dificultad en conseguir eyacular) Afecciones en la piel del pene o verrugas genitales o secreción debidas a infecciones de transmisión sexual que pueden causar dolor, picor o escozor. Anorgasmia o incapacidad para llegar al orgasmo a pesar de una estimulación adecuada. Disminución o falta total de deseo sexual y excitación. Una higiene correcta, básica para un miembro saludable Todos los especialistas destacan como principal medida para mantener unos genitales masculinos saludables tener una higiene adecuada de toda la zona. Para ello, “cada vez que se orina, hay que retraer el prepucio”, explica el urólogo Rodríguez, quien aconseja lavar y secar bien este órgano. “No todos los hombres saben que es muy importante el lavado correcto del pene dejando el glande al descubierto (si no hay circuncisión) para limpiar cualquier secreción (esmegma) y evitar irritaciones o infecciones. Asimismo, es importante el secar con cuidado para quitar la humedad”, apunta Guillén. Este especialista destaca como medida de prevención el lavado del pene después de mantener relaciones sexuales y/o masturbarse. Preservativo en las relaciones y lubricante en la masturbación Otra medida básica para mantener el órgano viril sano es el uso del preservativo en las relaciones sexuales, especialmente en el caso de no tener una pareja estable. Es el método más eficaz para prevenir infecciones de transmisión sexual (ITS). “En la penetración es conveniente utilizar un método de barrera porque la otra persona puede tener alteraciones de verrugas vaginales o anales”, avisa Rodríguez. Y es necesario fijarse “en la fecha de caducidad y conservarlos en un lugar seco y fresco, no en la cartera o en la guantera del coche”, precisa Guillén. Este especialista recomienda, además, la utilización de lubricante en la masturbación “para evitar que aparezcan rozaduras o sensibilidad en la piel”. Vida sana y sexo continuo mantienen el pene en forma Para Francois Peinado Ibarra, jefe de urología del Hospital Ruber Juan Bravo, lo más importante para la salud de los órganos genitales masculinos y evitar la disfunción eréctil es llevar una vida sana y controlar los factores de riesgo. Esto es, “tener una dieta saludable, hacer ejercicio físico moderado y controlar la hipertensión y el colesterol. Todo eso va a repercutir muy positivamente en la salud del pene y, consecuentemente, en la capacidad de erección”. Este especialista refiere como muy importante tener una actividad sexual continua, es decir, no solo relaciones sexuales, sino también masturbarse. Estas dos prácticas no solo cuidan de los genitales, también actúan como un bálsamo a nivel psicológico y mental. “Masturbarse es una costumbre muy positiva por muchos motivos y también ayuda a mantener un equilibrio hormonal. Las erecciones favorecen la salud del pene. Y las personas que eyaculan más de 21 veces al mes se ha demostrado que su probabilidad de cáncer de próstata es menor frente a los que eyaculan muchísimo menos”, detalla Peinado. Nivel de testosterona Otro indicador fundamental que valoran los urólogos es el nivel de testosterona, la principal hormona sexual masculina. Esta disminuye con el envejecimiento y puede incrementarse de forma natural o con terapia cuando está por debajo de determinados límites establecidos y el médico ha diagnosticado hipogonadismo o andropausia (el tratamiento consiste en la aplicación de gel, parches o inyecciones). ¿Los ejercicios de Kegel son beneficiosos para el pene? Ejercitar el suelo pélvico con ejercicios de Kegel no influye directamente en el fortalecimiento del órgano viril en el sentido de conseguir una hipertrofia porque ahí no hay músculos, aclara Peinado. Sin embargo, es recomendable su práctica porque tiene un efecto indirecto en el estado físico del pene: “Este entrenamiento tiene un efecto, sobre todo, en la micción y la vejiga. Y lógicamente cuanto mejor esté mejor el suelo pélvico pues puede favorecer la salud del pene de forma indirecta porque al final estamos hablando de todo un conjunto. Igual que los problemas de próstata afectan a la erección, pues los ejercicios de Kegel favorecen de alguna forma la salud del pene”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *