Aumentan presión contra Ron DeSantis para investigarlo penalmente por enviar migrantes a Martha’s Vineyard

DLN-.ESTADOS UNIDOS-.Al menos 28 miembros de la Legislatura de Florida solicitan que tanto el Departamento de Justicia como el Departamento de Transporte investiguen administrativa y penalmente al gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, por enviar a inmigrantes a la isla Martha’s Vineyard.

Así lo establecen en dos cartas enviadas en ambas dependencias, donde solicitan enfocar el uso de recursos públicos en el operativo que ya es investigado por el alguacil en San Antonio, Texas, entidad de donde salieron los migrantes, a quienes se les hizo parar en Florida antes del viaje a la isla.

“Inicien de inmediato una investigación sobre posibles violaciones de los derechos civiles y penales de la ley federal con base en el uso de dinero público por parte del gobernador Ron DeSantis, para traficar y obligar a los solicitantes de asilo a viajar de Texas a Massachusetts”, indica la carta.

El 14 de septiembre, el gobernador de Florida “se jactó”, dicen los congresistas, de haber transportado en avión a 50 personas a Martha’s Vineyard, incluidas familias con niños.

“Según informes locales y entrevistas con las personas directamente afectadas, los agentes que actuaban para la Administración DeSantis viajaron a Texas para engañar y atraer a estos solicitantes de asilo para que abordaran autobuses y aviones coordinados por la Administración del Gobernador”, acusan los legisladores.

Agregan que los reclutadores les prometieron trabajos, un lugar para vivir, recursos financieros y más, pero no recibieron esos beneficios.

“Algunos migrantes informaron que les dijeron que iban a Boston y se sorprendieron cuando los arrojaron sin contemplaciones en Martha’s Vineyard como cargamento y sin ningún tipo de apoyo”, alegan los legisladores.

Agregan que a los solicitantes de asilo se les dieron direcciones falsas, lo cual interfiere directamente con su capacidad de comunicarse con los funcionarios federales de inmigración sobre su petición de asilo.

Además citaron al propio DeSantis, cuando dijo que tomó la decisión de transportar a los inmigrantes, porque “suponía” que probablemente irían a Florida.“

La Administración DeSantis y aquellos con los que trabajó para implementar este acto inhumano y potencialmente ilegal deben rendir cuentas, especialmente porque el gobernador DeSantis dice que planea seguir perfilando y traficando con los solicitantes de asilo que se presentan en la frontera sur”, acusó representante estatal demócrata Anna V. Eskamani (Orlando), .

La representante estatal Dotie Joseph (Miami), también demócrata, dijo que las acciones de DeSantis eran moralmente incorrectas, pero alertó sobre posibles delitos.

“No solo todo esto es moralmente incorrecto, sino que existen serias preocupaciones legales en torno al fraude, el secuestro, la trata de personas, la privación de la libertad y las violaciones de derechos humanos y civiles”, indicó.

Catherine Chen, directora ejecutiva de Polaris, una organización nacional contra la trata de personas indicó que el caso de Florida y los inmigrantes era preocupante.

“La trata de personas es un delito complejo”, dijo. “Si los migrantes fueron defraudados, y si este fraude tenía la intención de ser un vehículo para el beneficio material de alguien, incluido el de un funcionario electo, entonces hay un caso para investigarlo como tráfico [de personas]”.

Los inmigrantes afectados demandaron a Ron DeSantis y su gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *