Matan a dos policías a balazos en Connecticut; atacante murió y otro oficial gravemente herido

DLN-.ESTADOS UNIDOS-.Dos policías y su atacante murieron y otro oficial resultó gravemente herido en un tiroteo anoche en Bristol (Connecticut) en un aparente caso de violencia doméstica entre dos hermanos, informaron las autoridades locales.

Uno de los oficiales asesinados dejó a su esposa embarazada. En una conferencia de prensa esta mañana, la sargento de la policía estatal Christine Jeltema dijo que los oficiales caídos habían respondido a una llamada al 911 alrededor de las 10:30 p.m. del miércoles en Bristol, unas 110 millas al norte de NYC.

Cuando llegaron fueron recibidos por un sospechoso afuera del lugar e intercambiaron disparos. Un oficial resultó herido de muerte en la escena y otros dos fueron trasladados. Una vez en el hospital, un segundo oficial fue declarado muerto y un tercero sigue gravemente herido.

Jeltema dijo que el sospechoso que abrió fuego recibió un disparo mortal y fue declarado muerto en el lugar y su hermano también recibió un balazo y fue transportado a un hospital, donde se desconoce su estado.

Los hermanos involucrados en la pelea doméstica no han sido identificados y se desconoce el origen de la disputa. “Éste es un incidente aislado y queremos que la comunidad sepa que no existe una amenaza para la comunidad”, dijo la sargento Jeltema, citada por NBC News.

El jefe de policía de Bristol, Brian Gould, identificó a los policías asesinados como los oficiales Dustin DeMonte, de 35 años y Alex Hamzy (34); y el lesionado es Alec Iurato (26), quien estaba siendo operado de urgencia.

“Las palabras no pueden expresar la tristeza y el dolor que me trae esta mañana”, dijo Gould en la conferencia de prensa, denunciando las muertes como “el resultado de una violencia sin sentido”.

DeMonte fue contratado en 2012, asignado a la división de patrulla y trabajó como oficial de recursos escolares. “Le sobreviven su esposa Laura y sus hijos Phoebe y Porter. Y uno en camino”, dijo Gould. Hamzy se unió a la policía en 2014 y estaba asignado a la división de patrulla.

En una tragedia similar, en enero dos policías hispanos NYPD murieron baleados en Harlem al responder a un incidente doméstico donde el pistolero también fue abatido. El caso motivó la visita a NYC del presidente Joe Biden para condenar la violencia armada.

 T

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *