DLN-.FLORIDA.- El Gobierno de Ron DeSantis se llevó un nuevo revés ante un tribunal en Florida, que le ordenó entregar los registros sobre los vuelos de 50 inmigrantes de Venezuela que fueron enviados bajo engaños a Martha’s Vineyard.

El juez J. Lee Marsh lidera la demanda de una organización no partidista y otros grupos que presionan al gobernador republicano para que haga pública la información sobre gastos y la operación para convencer bajo información infundada a los inmigrantes, quienes estaban en Texas.

Michael Barfield, director del Florida Center for Government Accountability (Centro de Florida para la Responsabilidad Gubernamental), informó que DeSantis incumplió con la petición.

Se trata una de las varias demandas que enfrenta el republicano por el traslado irregular de inmigrantes, incluso una de las investigaciones podría derivar en “tráfico de personas”

según dio a conocer este martes en Twitter su director,.

“Se reivindicó el derecho de acceso del público. El gobernador no es inmune a rendir cuentas”, recoge CBS4 sobre la reacción de Barfield al conocerse el fallo.

El pasado 10 de octubre, el grupo no partidista de Florida ingresó una querella en una corte del condado de León, en el noroeste del estado, tras haber solicitado al gobierno estatal que haga públicos las comunicaciones telefónicas y los mensajes que DeSantis tuvo con su jefe de equipo, James Uthmeier, sobre los dos vuelos chárter con migrantes desde Texas hasta la popular isla de Massachusetts.

En los pedidos, hechos entre el 20 y 21 de septiembre, el grupo solicitó también, bajo la ley floridana de registros públicos, las comunicaciones que el gobernador pudo haber mantenido con su homólogo tejano, el también republicano Greg Abbott.

El juez Marsh argumentó que la oficina de DeSantis no mostró “ningún paso o pasos directos tomados para recopilar lo que este tribunal considera registros públicos”, relacionados con negocios estatales y realizados en dispositivos personales.

Marsh señaló que los registros telefónicos o de texto solicitados podrían proporcionar información sobre las comunicaciones del jefe de equipo de DeSantis sobre los vuelos.

La demanda, presentada por los abogados Andrea Flynn Mogensen y Matthew Farmer, señala que la oficina del gobernador hizo públicos unos documentos sobre este polémico traslado de indocumentados, pero agrega que no corresponden a la información que el grupo ha solicitado a través de la vía judicial.

El pedido hecho por esta organización supone la tercera demanda que enfrenta DeSantis tras el transporte desde San Antonio, en Texas, hasta Martha’s Vineyard, con una escala en un aeropuerto del noroeste de Florida.

Parte de la controversia se centra en que la Administración de DeSantis usó dinero público para financiar los dos vuelos del 14 de septiembre, que partieron desde San Antonio, Texas.

A principios de octubre, varios legisladores demócratas, en el Congreso de Florida, pidieron al Gobierno de EE.UU. que inicie una investigación para determinar si DeSantis violó la ley, cuando el mes pasado envió a solicitantes de asilo desde Texas a Massachusetts en aviones pagados con dinero público.

Con información de EFE

Te puede interesar: Inmigración y aborto dominan el debate entre DeSantis y Crist para gobernar Florida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *