Rusia ataca Kiev con misiles y deja 80% población sin agua

DLN-.KIEV.- Ucrania sufrió apagones generalizados y el suministro de agua se cortó para el 80% de los residentes de Kiev el lunes después de lo que las autoridades ucranianas llamaron otro ataque “masivo” de misiles rusos contra las instalaciones de energía.

“Más de 50” misiles de crucero fueron lanzados contra objetivos en todo el país en la madrugada del lunes, dijo el ejército ucraniano en Telegram.

“Desde las 7:00 am (0500 GMT) del 31 de octubre, los ocupantes rusos llevaron a cabo varias oleadas de ataques con misiles contra infraestructuras críticas en Ucrania”, dijo el ejército, añadiendo que “44 misiles” habían sido derribados.

Varias explosiones sacudieron la capital, Kiev, días después de que Rusia culpara a Ucrania de los ataques con drones contra su flota de Crimea en el Mar Negro.

“Actualmente, debido a la situación de emergencia en Kiev, el 80% de los consumidores siguen sin suministro de agua”, dijo el alcalde de la ciudad, Vitali Klitschko, en Telegram.

“Los ingenieros también están trabajando para restablecer la energía a 350.000 hogares de Kiev que se quedaron sin electricidad”, añadió.

Al menos cinco explosiones se escucharon en la ciudad entre las 8:00 y las 8:20 hora local, según periodistas.

El primer ministro, Denys Shmyhal, dijo que había cortes de electricidad en “cientos” de asentamientos urbanos de siete regiones ucranianas.

“Los terroristas rusos han vuelto a lanzar un ataque masivo contra las instalaciones eléctricas”, dijo el vicepresidente de la presidencia de Ucrania, Kyrylo Tymoshenko.

Cerca de uno de los lugares atacados al norte de Kiev, un soldado dijo a la AFP que habían impactado tres misiles.

“Es peligroso aquí porque podría haber más ataques”, dijo el soldado en un cruce bloqueado.

En un pueblo cercano, Mila Ryabova, de 39 años, dijo a la AFP que la despertaron entre ocho y diez “potentes explosiones”.

“Estábamos con mi familia, preparando a mi hija para la escuela, pero ahora no hay electricidad en nuestra casa ni en la escuela”, dijo Ryabova, una traductora.

“No tengo miedo de nada. (Algunas personas) siguen en los refugios ahora, pero nosotros no.

“Pero estamos preocupados y hablamos de oportunidades para trasladarnos al extranjero, porque nos espera un invierno frío. Puede que no tengamos electricidad ni suministro de calefacción. Puede ser difícil de manejar, especialmente con un niño pequeño”.

Ataques similares tuvieron como objetivo infraestructuras en toda Ucrania, como Lviv en el oeste, Zaporizhzhia en el sur y Kharkiv en el noreste.

El gobierno moldavo dijo que un misil ruso derribado por las defensas aéreas ucranianas cayó el lunes sobre una aldea del norte de Moldavia, pero sin causar heridos.

El Ministerio del Interior del país dijo que el misil cayó en el pueblo de Naslavcea, cerca de la frontera ucraniana.

“En lugar de luchar en el campo de batalla, Rusia lucha contra los civiles”, dijo en Twitter el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba.

ACUERDO SOBRE EL GRANO

El ataque del lunes se produce después de que Rusia se retirara de un acuerdo histórico que permitía el envío de cereales vitales a través de un corredor de seguridad marítimo.

El acuerdo de julio para desbloquear las exportaciones de grano, firmado entre los países en guerra, Rusia y Ucrania, con la mediación de Turquía y las Naciones Unidas, es fundamental para aliviar la crisis alimentaria mundial causada por el conflicto.

Pero Rusia anunció el sábado que se retiraría del acuerdo tras acusar a Kiev de un ataque “masivo” con drones a su flota del Mar Negro, que Ucrania calificó de “falso pretexto”.

Sebastopol, en la Crimea anexionada por Moscú, ha sido objeto de varios ataques en los últimos meses y sirve de cuartel general de la flota y de centro logístico para las operaciones en Ucrania.

A pesar de la decisión de Rusia de salir del acuerdo, dos buques de carga cargados de grano y otros productos agrícolas salieron de los puertos ucranianos el lunes, según un sitio web de tráfico marítimo.

Doce barcos debían salir de Ucrania el lunes y cuatro debían dirigirse al país, según el Centro de Coordinación Conjunta que ha estado supervisando el acuerdo.

“Los barcos de carga civil no pueden ser nunca un objetivo militar ni ser rehenes. Los alimentos deben fluir”, dijo en Twitter Amir Abdulla, coordinador de la ONU para la Iniciativa de Granos del Mar Negro.

“Más de dos millones de toneladas de alimentos” estaban en el mar, pero estancados por las acciones de Rusia, dijo Zelensky en su discurso nocturno del domingo.

“Se trata de una intención absolutamente transparente de Rusia de devolver la amenaza de hambruna a gran escala a África y Asia”, añadió

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *