Estados Unidos y su doble moral en la lucha contra la inmigración

DLN-.ESTADOS UNIDOS-.Texas desplegará vehículos militares blindados a lo largo de su frontera con México, como parte de un plan para “repeler” a los inmigrantes que intenten ingresar de forma irregular a Estados Unidos, dijeron este lunes las autoridades de ese estado sureño.

El anuncio surge cuando falta un mes para el fin de una medida sanitaria que bloquea el ingreso a Estados Unidos a quienes quisieran pedir asilo, lo que hace prever una llegada masiva de solicitantes que aguardan en México la ocasión de atravesar la frontera. El gobernador de Texas, el conservador Greg Abbott, ha adelantado que enfrentará esa situación como si se tratase de una “invasión”.

“La Guardia Nacional está desplegando diez vehículos blindados de transporte de personal M113 en la frontera sur de Texas y México, además de aumentar los vuelos de aeronaves y los esfuerzos de seguridad”, dijo este lunes el Departamento Militar de Texas, tras una consulta de la AFP. El viernes, el portal de internet del diario The Texas Tribune adelantó parte de esta información.

“Estas acciones son parte de una estrategia más amplia para utilizar todas las herramientas disponibles para luchar contra el nivel récord de inmigración ilegal”, agregó la entidad. “La Guardia Nacional de Texas está tomando medidas sin precedentes para salvaguardar nuestra frontera y para repeler y hacer retroceder a los inmigrantes que intentan cruzar la frontera ilegalmente”, precisó.

La migración de ciudadanos de distintas partes de América Latina hacia Estados Unidos a través de su frontera con México, en busca de mejores condiciones de vida, se ha desbordado en los últimos meses.

Desde octubre de 2021 hasta fines de septiembre de 2022, las autoridades de Estados Unidos han interceptado a 2,3 millones de migrantes en su frontera con México, según cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

El republicano Abbott envió la semana pasada una carta al presidente estadounidense, el demócrata Joe Biden, donde lo responsabiliza por llevar adelante una política de “fronteras abiertas” que ha desencadenado “una crisis sin precedentes de migración ilegal”, con lo cual obliga a Texas a “defenderse”.

Abbott ha ordenado al Departamento Militar de Texas y al Departamento de Seguridad Pública que utilicen “todas sus estrategias” para detener la crisis fronteriza equivalente a una “invasión de la frontera sur de Estados Unidos”.

Por AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *