Su mamá le pidió que limpiara su cuarto y la golpeó y apuñaló

DLN-..FLORIDA-.Un adolescente de 17 años atacó físicamente a su mamá y huyó junto con sus amigos del lugar porque estaba «harto» de que su tutora le ordenara que limpiara su cuarto.

En un arranque de irá y resentimiento, Tobias “Toby” Jacob Brewer atacó a su mamá con una sartén hasta destrozarle la nariz además de apuñalarla varias veces con un arma blanca. No conforme, le robó dinero de su bolso y escapó de su hogar con los dos autos de su progenitora.

La persecución policial atravesó varios condados del estado de Florida (EEUU) hasta que finalmente culminó en una zona boscosa donde el menor de edad estrelló el auto.

Los policías lo pudieron detener y lo mandaron inmediatamente a encarcelar en un Centro de Detención Juvenil. Sin embargo, será juzgado como adulto y su caso se transfirió a un tribunal.

Así suscitaron los hechos

El 30 de noviembre del año en curso la madre de Tobias “Toby” Jacob Brewer, le insistió al joven que aseara su cuarto. Al menor de edad no le gusta limpiar su habitación y debido a que su tutora «le insistía constantemente» que cumpliera con su única obligación en casa. Él explotó, tomó una sartén y la golpeó en la cabeza hasta que el mango se desprendió.

La cosa apenas iniciaba. El adolescente le mandó un mensaje de texto a uno de sus amigos pidiéndole un arma para poderle disparar a su mamá. El amigo se negó pero le llevó una navaja de bolsillo, que fue con la que la apuñaló varias veces.

De acuerdo al registro policial, el amigo de Toby llegó al domicilio y escuchó fuertes ruidos que provenían del área de lavandería. Cuando se acercó al lugar, vio al adolescente de pie sosteniendo la sartén ensangrentada, mientras que la víctima agonizaba en el suelo. Según la declaración del tercero, ella le pedía clemencia. Para este punto la mujer tenía su nariz casi desprendida.

Luego, sin ningún remordimiento, los menores de edad huyeron del domicilio, hurtaron los dos autos de la tutora, un Kia Rio de color negro y una Jeep Wrangler de color gris. Incluso se sabe que «para tener algo de dinero» Jacob Brewer entró al cuarto de su mamá y le robó dinero que descaradamente sacó de su bolso.

«Toby, detente.», fueron las últimas palabras que la madre le dirigió a su hijo antes de que la abandonara a su suerte en su domicilio de Brevard.

La persecución

No tomó mucho tiempo para que los policías llegaran a la escena del crimen. Tras una llamada al 911 las autoridades locales abordaron el domicilio y encontraron a la madre de Tobias Jacob Brewer acostada boca arriba en la puerta de la lavandería.

En ese momento la tutora llegó al hospital en avión debido al estado crítico en el que se encontraba. Ahí permanece hasta el día de hoy para poder recuperarse de sus graves heridas. Lo único que la mujer le pudo decir a las autoridades antes de ser trasladada al nosocomio fue «Toby hizo esto».

La Oficina del Sheriff del condado de Brevard no tardó en iniciar una persecución para dar con el paradero del atacante y con sus amigos, quienes se llevaron los vehículos de la víctima.

Se dirigieron a la casa de la novia de Toby, de ahí los amigos declararon que se separaron y él continúo su camino con otros dos amigos y su pareja. La policía pudo ubicar en tiempo real al adolescente usando un ping de emergencia desde su teléfono celular. El menor de edad, viajaba con su pareja y otros dos amigos en el automóvil.

Ante su fuga, inició una persecución en automóvil a través de diferentes condados. Finalmente los detuvieron debido a que el adolescente no pudo evitar estrellarse contra un pabellón boscoso. Sus cómplices quisieron huir del sitio pero también fueron localizados y detenidos. Al término de toda la persecución, los adolescentes y ambos vehículos fueron recuperados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *