• Lun. Jun 17th, 2024

Desvistiendo Las Noticias

CONTACTO: (809) 661-5205

Rusia acusa al jefe de Wagner de “llamar a la rebelión”

Pordesvistiendolasnoticias

Jun 24, 2023

DLN-.RUSIA-.Este 23 de junio Yevgueni Prigozhin, jefe del grupo paramilitar ruso Wagner, arremetió contra el Kremlin, asegurando que su falta de planeación está permitiendo el avance exitoso de la contraofensiva ucraniana y de haber “matado” a miles de sus hombres. Por su parte, el Kremlin abrió un caso penal en contra del jefe del grupo de mercenarios por haber convocado a motín. Prigozhin informó que sus hombres habían cruzado la frontera de Ucrania a Rusia y estaban listos para ir “hasta el final” contra el Ejército de Putin

El Ministerio de Defensa ruso “engaña” al presidente Vladimir Putin, mientras su Ejército retrocede en las regiones ucranianas de Jersón y Zaporhizhia, denunció Yevgueni Prigozhin, jefe del grupo de mercenarios Wagner, que respalda a las tropas invasoras en el terreno.

La afirmación de Prigozhin confirmaría los pronunciamientos de las autoridades del país invadido, que aseguran que sus fuerzas han logrado avances importantes en lo corrido de su contraofensiva, que inició hace cerca de tres semanas.

“Las Fuerzas Armadas de Ucrania aplastan al Ejército ruso, mientras nos bañamos en sangre, nadie envía reservas, no hay ningún mando”, afirmó Prigozhin en un vídeo publicado en Telegram.

Prigozhin señaló, sin aportar pruebas, que el liderazgo militar de Rusia había matado a 2.000 de sus combatientes y prometió detener lo que llamó su “maldad”.

La respuesta del Kremlin fue contundente. El Ministerio de Defensa, que se ha enfrentado al grupo de mercenarios en varias ocasiones, emitió un comunicado diciendo que las acusaciones de Prigozhin “no eran ciertas y son una provocación informativa”.

Además, el servicio de seguridad ruso FSB abrió un caso penal en su contra por llamar a un motín armado, según afirmó la agencia de noticias TASS, citando al Comité Nacional Antiterrorista.

El jefe del grupo Wagner aseguró en una grabación de audio publicada en Telegram que sus hombres habían cruzado la frontera de Ucrania a Rusia y estaban listos para ir “hasta el final” contra el Ejército ruso. Según Prigozhin, ingresaron a la ciudad de Rostov, en el sur del territorio.

El Kremlin señaló que Putin había sido informado y que “se están tomando las medidas necesarias”.

Muchos señalan las acusaciones cruzadas como una de las mayores crisis internas que ha enfrentado el presidente desde que invadió Ucrania el año pasado.

Como si fuera poco en los nuevos enfrentamientos entre Wagner y el Kremlin, Prigozhin describió al ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, como un “abuelito tenebroso”, luego de atribuirle la muerte de “decenas de miles de jóvenes” rusos.

El dirigente del grupo paramilitar también acusó a Rusia de cometer “gravísimos errores” de planificación y de enviar soldados “desnudos y descalzos” al frente de batalla.

Prigozhin se refería así a la falta de provisiones por parte de Moscú, recriminadas por él mismo en distintas ocasiones.

Kiev reporta avances en su estrategia por recuperar sus territorios

Ucrania, por su parte, anunció resultados positivos en su contraofensiva. Las Fuerzas Armadas de la nación invadida aseguraron haber detenido un ataque ruso que estaba dirigido a las ciudades orientales de Kupiansk y Lyman, en Járkiv y Donetsk respectivamente, ubicadas en el este del territorio ucraniano.

“Tuvimos batallas muy feroces, pero nuestros soldados detuvieron al enemigo allí”, afirmó la viceministra de Defensa ucraniana, Hanna Maliar, quien también aseguró que los militares de su país no han permitido “ni un solo metro” de avances rusos.

Ucrania lanzó una contraofensiva a principios de junio, considerada como el contraataque más ambicioso desde el inicio de la guerra, el 24 de febrero de 2022. Acciones con las que Kiev apunta a retomar el control de pueblos y ciudades que han sido ocupados por los soldados rusos, incluida la provincia de Crimea, anexada por el Kremlin en 2014.

Las tropas ucranianas aseguran que han recuperado ocho aldeas, pero Rusia aún ejerce control sobre amplios territorios del este y el sur de su vecino país, hacia donde los ucranianos dirigirían próximamente sus operaciones.

La viceministra de Defensa agregó que el “golpe principal aún está por llegar”, ya que la operación militar ucraniana va según lo planeado. Maliar destacó que pese a los campos minados, sus fuerzas avanzan.

Nuevo ataque mortal contra civiles

Al menos tres residentes murieron este viernes en la región de Jersón, en el sur de Ucrania, por un ataque ruso contra una empresa municipal de transporte, denunciaron las autoridades locales.

Entre las víctimas se encuentra un trabajador de 55 años que murió instantáneamente, mientras que cinco de sus compañeros quedaron heridos y fueron hospitalizados, según indicó el gobernador de la administración militar de la región, que tildó el asalto como un “ataque terrorista ruso”.

Según el medio ucraniano ‘Ukrinform’, los otros dos hombres que perdieron la vida en esa embestida tenían 53 y 43 años.

Rusia se niega a ser investigado

Al otro lado del Atlántico, en Nueva York, algunos países del Consejo de Seguridad de la ONU: Estados Unidos, Reino Unido y Francia pidieron al secretario general de la organización, António Guterres, que ordene una investigación a Rusia por el uso de drones iraníes en la guerra.

Presente en la reunión, el embajador ruso ante la ONU, Vasil Nebenzia, negó la acusación, al señalar que carece de argumentos y que se trata de una estrategia para “confundir a la comunidad internacional”.

Además, el diplomático de Moscú se refirió a las fotos que los países Occidentales utilizan como pruebas, señalando que las imágenes no pueden probar que Rusia haya utilizado drones provenientes de Irán para atacar a Ucrania.

“Son solo narrativa”, sostuvo Nebenzia y agregó que Occidente está “tratando de dar instrucciones” al secretario general para que ordene la investigación, pero fue enfático al sostener que, en caso de ser aprobada por el organismo, su país se negará a que proceda.

Previamente, la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, denunció que Rusia ha violado la resolución 2231 del Consejo de Seguridad, la cual establece los límites de la actividad nuclear iraní y prohíbe transferir armas desde Irán a cualquier país sin previa autorización del Consejo de Seguridad de la ONU.

La embajadora denunció que el Kremlin ha recibido durante los últimos meses cientos de drones tipo Mohajer y Shahed, de fabricación iraní, y que también se están construyendo estas armas con asesoría iraní en Rusia.

Moscú, representado por Nebenzia, insistió en que la investigación no es competencia de la ONU, alegando que no tiene el personal suficiente con pericia técnica ni equipamiento.

“Esperamos que el secretario general se atenga estrictamente a su mandato y no ceda a las presiones ejercidas por algunos estados”, desafió Nebenzia.

Con EFE y medios locales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *