• Sáb. May 18th, 2024

Desvistiendo Las Noticias

CONTACTO: (809) 661-5205

Haití en la espiral del caos: pandillas, crisis humanitaria y migración desesperada

Pordesvistiendolasnoticias

Dic 26, 2023

HAITI.-Por Sandrine Exil

france24.com
Naciones Unidas estima que alrededor de 5.2 millones de personas, casi la mitad de la población, requieren asistencia humanitaria, en Haití.

La violencia de pandillas desplazó a aproximadamente 200.000 residentes y deja 3.960 personas asesinadas, 1.432 heridos y más de 2.900 secuestros, solo en lo corrido de este año.

La situación en el país más pobre del hemisferio se deterioró aún más con pandillas poderosas que controlan más del 80% de Puerto Príncipe, la capital, lo que obligó alrededor de 200.000 residentes a abandonar sus hogares.La violencia se manifestó en incendios de viviendas, asesinatos y secuestros, entre otras violaciones a los derechos humanos por parte de las bandas delictivas.

DLS%20WEB%2023DIC%20MAPA%20HAITI%202

La violencia criminal se extiende más allá de Puerto Príncipe. La violencia se extiende sin cesar fuera de la capital, Puerto Príncipe. Al menos 20 grupos delictivos entre bandas y grupos de vigilancia, están activos en esta parte del país. Extremadamente violentos no dudan en ejecutar a miembros de la población local durante ataques a pueblos considerados y quemar a los secuestrados para obligar a sus familias a pagar rescates. Además, ejercen violencia sexual contra mujeres ha aumentado en un 80% según la Oficina ONU Mujeres, la organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. © France 24

Los crecientes ataques de las pandillas alcanzaron niveles alarmantes, según informes de la enviada especial de la ONU, María Isabel Salvador. En declaraciones al Consejo de Seguridad de la ONU, Salvador describió cómo la vida de los haitianos ha sido afectada diariamente por asesinatos, violencia sexual, mutilaciones y secuestros.

La crisis se agravó con la presencia activa de grupos de civiles, como el movimiento ‘Bwa Kale’, que entre abril y septiembre registró el linchamiento de al menos 395 presuntos miembros de pandillas.

La situación fue especialmente crítica para los niños y mujeres, con aproximadamente 1.6 millones de ellos viviendo en áreas bajo el control de las bandas criminales.

Muchos niños son víctimas de reclutamiento forzado por grupos armados

Como si fuera poco, la población se ve fuertemente afectada por las dificultades para acceder a la alimentación. El número de niños haitianos que sufren desnutrición severa aumentó un 30%, por lo que se registran más de 115.000 menores afectados.

Esta situación se convirtió en una amenaza letal para los pequeños, afectando su sistema inmunológico. Además, un brote continuo de cólera perjudicó a menores de 14 años, representando casi la mitad de los casos sospechosos.

“Los niños se encuentran atrapados en el fuego cruzado, algunos incluso camino a la escuela. Y muchos son víctimas de reclutamiento forzado por grupos armados”, subrayó a France 24 en español Catherine Russell, directora ejecutiva de UNICEF, quien también advirtió al Consejo de Seguridad de la ONU que la crisis en Haití empeora día a día.

Además, la violencia de las pandillas dificultó el acceso a las instalaciones de atención médica y forzó el cierre de escuelas y clínicas. Asimismo, agudizó la ya grave escasez de alimentos, ya que las áreas controladas por los grupos delictivos se encuentran aisladas y no pueden recibir suministros cruciales para la sobrevivencia. Para muchos, la única alternativa es salir del país.

Más:  Por qué es clave que se avance hacia la Sputnik Light, la vacuna rusa contra el covid-19 de una sola dosis

Migración haitiana: de la crisis a la búsqueda de oportunidades en el extranjero

DLS%20WEB%2023DIC%20INMIGRACION%20HAITI

Datos de las Encuestas sobre la Comunidad Estadounidense (ACS) de 2010 y 2022 de la Oficina del Censo de EE.UU., y Campbell J. Gibson y Kay Jung, “Historical Census Statistics on the Foreign-Born Population of the United States: 1850-2000” (Documento de trabajo nº 81, Oficina del Censo de EE.UU., Washington, DC, febrero de 2006). © France 24

Desde mediados del siglo XX, la migración de haitianos hacia Estados Unidos ha sido una respuesta a la persistente inestabilidad política, persecuciones, frecuentes crisis económicas, desastres naturales y, más recientemente, la violencia generalizada de las pandillas tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse en 2021.

Según datos de 2022, aproximadamente 731.000 inmigrantes haitianos residían en EE. UU., lo que constituye la decimoquinta población extranjera más grande del país.

Aquellos que carecen de apoyo financiero y patrocinadores continúan utilizando medios riesgosos para abandonar un país afectado por la miseria

Algunos llegaron directamente de Haití, pero muchos otros migraron desde Brasil, Chile y otros países de América, a donde se habían trasladado previamente.

En la frontera entre Estados Unidos y México, las autoridades encontraron haitianos en alrededor de 53.900 oportunidades en el año fiscal 2022 y en más de 76.100 ocasiones en el año fiscal 2023.

Las autoridades implementaron varias políticas destinadas a dirigir a estos migrantes hacia rutas legales. En enero de 2023, la Administración del presidente Joe Biden extendió un programa de parole, inicialmente diseñado para venezolanos, haitianos, cubanos y nicaragüenses, que cuenten con un patrocinador en Estados Unidos. Para ello, los interesados deben hacer la solicitud con anticipación y arribar al territorio estadounidense por vía aérea.

Además, el Estatus de Protección Temporal (TPS), que otorga una autorización provisional de trabajo y alivio de la deportación, se extendió para más de 116.500 ciudadanos de Haití hasta marzo de 2023.

Estas iniciativas tuvieron un impacto significativo. Hasta septiembre de 2023, alrededor de 85.300 haitianos beneficiarios del programa de parole se convirtieron en el grupo más grande en beneficiarse de este proceso.

Sin embargo, la respuesta, como este programa, no logró frenar eficazmente la migración irregular. En 2023 más de 100.000 personas se trasladaron de forma irregular a Estados Unidos.

“Aunque muchos haitianos han sido aprobados para emigrar legalmente, aquellos que carecen de apoyo financiero y patrocinadores continúan utilizando medios riesgosos para abandonar un país afectado por la miseria y la falta de oportunidades”, remarcó Sam Guillaume, del Grupo de Apoyo a Repatriados y Refugiados (GARR).

En este contexto, el Primer Ministro Ariel Henry lideró una delegación haitiana que participó en la cumbre sobre desarrollo y migración en Palenque, México, invitado por el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Durante el evento, se abogó por inversiones masivas en los países de origen de los migrantes para ofrecerles un futuro y esperanza, lo que apunta a abordar las raíces de la migración.

República Dominicana y Haití en tensión fronteriza

AP23296837130970

Archivo – Migrantes haitianos vadean el río Tuquesa tras atravesar el Tapón del Darién en Bajo Chiquito, Panamá, el miércoles 4 de octubre de 2023. En los últimos días han aterrizado en Nicaragua decenas de vuelos chárter en los que se cree que viajan migrantes que huyen de la crisis de Haití. AP – Arnulfo Franco

Más:  Joven se despide antes de suicidarse con su hermana

La tensión entre República Dominicana y Haití alcanzó niveles críticos debido a un conflicto vinculado al agua, desencadenando el cierre de todas las fronteras entre ambas naciones el pasado 18 de septiembre.

Este enfrentamiento, derivado de la construcción de un canal en suelo haitiano, suscitó preocupaciones sobre las relaciones bilaterales y las consecuencias económicas.

A principios de septiembre, el presidente dominicano, Luis Abinader, suspendió los visados para haitianos y amenazó con cerrar las fronteras, en respuesta a informes sobre la posible construcción de un canal para desviar el agua del río Massacre. La medida pretendía mitigar los efectos de una sequía en la llanura de Mariboux, en Haití.

El conflicto se agravó con la iniciativa local de construir el canal para irrigar 3.000 hectáreas de tierra, lo que equipararía alrededor de 7.400 canchas de fútbol, destacando la percepción de que el gobierno haitiano no cubrió adecuadamente las necesidades de agua de la población.

La Riviera Dajabón, regida por el “Tratado de Paz, Amistad, Arbitraje” desde 1929, prohibió modificar los ríos compartidos, pero permitió el uso equitativo para fines agrícolas e industriales.

En 2021, inversionistas haitianos anunciaron el proyecto del canal, enfrentando la oposición de República Dominicana, que temía la pérdida total del caudal del río Massacre. Bajo presión, el proyecto fue temporalmente abandonado, pero resurgió, aumentando tensiones. La negativa del gobierno haitiano a detener la construcción elevó las preocupaciones.

Si bien, Abinader defendió las medidas ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el experto de la ONU, William O’Neill, instó a reconsiderar el cierre de la frontera, alertando sobre consecuencias graves.

La problemática también afecta la atención médica en Haití. La duración de esta medida, según el presidente, sería indefinida, pero las actividades fueron retomadas el 18 de diciembre del mercado binancial al que asisten dos veces a la semana en la provincia de Dajabón.

En pausa el despliegue de policía keniana

AP23268596222827

El secretario de Defensa estadounidense, Lloyd J. Austin, a la izquierda, y el secretario del Gabinete de Defensa de Kenia, Aden Duale, firman un acuerdo bilateral de cooperación en materia de defensa en Nairobi, Kenia, el lunes 25 de septiembre de 2023. Estados Unidos y Kenia han firmado un acuerdo de defensa por el que la nación de África Oriental obtendrá recursos y apoyo para despliegues de seguridad, ya que está preparada para liderar una misión multinacional de mantenimiento de la paz en Haití para combatir la violencia de las bandas. AP – Khalil Senosi

Ante esta crisis sin precedentes, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el 2 de octubre una resolución que autoriza una fuerza multinacional, liderada por Kenia, para desplegarse en Haití y ayudar a combatir las pandillas.

A pesar de la grave situación de orden público en Haití, el Gobierno de Kenia anunció que la esperada misión de despliegue de agentes de policía a la nación caribeña se encuentra en espera debido a desafíos legales y financieros.  Nairobi agregó que sus uniformados no se dirigirán a Haití hasta que se satisfagan todas las condiciones necesarias de entrenamiento y financiamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *