Parcela 40 DC-03 de Pedernales, ¿una piñata?

Parcela 40 DC-03 de Pedernales, ¿una piñata?

DLN-.REPUBLICA DOMINICANA_. La Procuradora General de la República, Miriam Germán Brito, debería ordenar una investigación urgente sobre el estado actual de la parcela 40, Distrito Catastral 03, con un área de 197,000 tareas que abarcan parte urbanizada, conucos, potreros y áreas con vocación de turística del municipio Pedernales.

Tras el anuncio gubernamental sobre el inicio del desarrollo turístico en este 2021, la fiesta de deslindes expresos se ha calentado, pese a que tales terrenos están bajo la modalidad de “Transferencia del Estado, con oposición del Instituto Agrario Dominicano (IAD)”; es decir, no se puede hacer deslindes ni sacar títulos.

Durante el primer lustro de los noventa, al calor del robo de las parcelas 215-A, 215-B, 41 (Caso Bahía de las Águilas, 362 millones de metros cuadrados), la 40 (medio pueblo de Pedernales) fue objeto de intervenciones fraudulentas solapadas en maromas legales operacionalizadas por actores privados, prestidigitadores curtidos en el engaño, aunque no gozó de protagonismo mediático.

En 1997, el Gobierno presidido por Leonel Fernández, vía la directora del Catastro Nacional, Piky Lora, sometió a  funcionarios, políticos y otros ciudadanos que, durante las últimas gestiones de Joaquín Balaguer (1990-1994/1996), se asociaron para apropiarse de las tierras bajo el ropaje de “agrícola”. En 2018 el Gobierno obtuvo ganancia de causa.

Hasta finales de 1995, de la PC 40 DC 03 se registraron sucesivas compras a vendedores hasta ahora desconocidos en Pedernales, un pueblo pequeño donde los dueños de tierras se conocen. Tales operaciones se han reiniciado durante los últimos meses, incluso en las noches, en reuniones de vino y cerveza.

Un beneficiario de varias porciones de tierras, abordado por un proponente de compra, me ha descrito el plan.

Su versión: Los negociantes hacen una georeferenciación sobre las tierras aún no captadas, y, desde una oficina en la capital, envían al pueblo un emisario que identifica y contacta al ocupante. Éste le promete sacarle su “título limpio”, a cambio del 40% del total de las tierras medidas pese a la oposición del IAD, el dueño. Luego, vía un abogado local, le hacen un acto de venta del restante 60%. Con una carta constancia y las cédulas de los vendedores, viajan a Barahona a pagar los impuestos con la garantía de presentar los documentos al Tribunal de Tierra y expedir el “título original”.

Comoquiera que se mire, la situación es compleja. Y, como la población desconoce el alcance de tal práctica con tinte legal pero irregular; ni sabe cuánto entorpecería al interesante plan gubernamental de desarrollo turístico gestionado por la recién creada Comisión Presidencial para el Desarrollo Turístico de Pedernales y la Dirección General de Alianzas Público-Privadas (Fideicomiso Pro Pedernales), lo más prudente sería que los ocupantes originales de la parcela estatal paren cualquier negociación con entes privados no autorizados por el Gobierno..

Y que se forme una mesa integrada por autoridades y representaciones de las organizaciones de comunidad, incluida la Asociación de Dueños de Tierras, para transparentar los procesos, bajar niveles de riesgos en las operaciones y evitar conflictos. Entretanto, la PGR debe empoderarse y el Gobierno ordenar a la dirección ejecutiva del IAD a trabajar para expedir títulos definitivos a los propietarios reales.

Pedernales urge inversiones, pero basadas en la transparencia y la sana competencia, que no lograremos con apresuramientos, ni con ínfulas de poder, ni con jugarretas.

Te puede interesar:   Por subregistro, China eleva 50% el número de muertes por COVID-19 en Wuhan

En este momento las alcaldías –sobre todo, las del partido oficialista- deben de tocar la misma partitura que el gobierno central y el presidente Abinader, para evitar la “veronización” de la provincia Pedernales.

El Gobierno se ha ocupado en construir las herramientas y las normas para desarrollar un turismo sustentable con mejoría de la calidad de vida de la gente, no un arrabal donde predominen la anarquía, la violencia y las depravaciones. Y en ese tren deben de montarse, sin dudar, autoridades, oposición, líderes… todo el pueblo.

No es momento para silencios irresponsables, pagados o no. Ni para miedos ni despechos políticos. Es el momento para comprometerse porque se juega el destino de la provincia. Un paso en falso y caeremos al abismo.

No desperdiciemos la gran oportunidad que nos brinda la vida de comenzar a construir un nuevo Pedernales, modelo para el mundo.

Share this:

desvitiendolasnoticias


Warning: Division by zero in /home/xiomara15/public_html/wp-includes/comment-template.php on line 1457

Deja una respuesta